http://kbcitaydinky.com/COM/PREMIOS/Pimpi_mov.gif  Club Ecovida -  NIVEL   DOShttp://kbcitaydinky.com/COM/PREMIOS/Estrellita_mov.gif

Mi bancarrota y la indiferencia de mis amigos y familiares eran mi mejor compañía, parecía encontrarme destinado al fracaso y al olvido.

Ningún proyecto me salía bien, nada me funcionaba, no encontraba una fuente de ingreso estable, todas las puertas se me cerraban, mi único aliciente era irme para la orilla de la playa a contemplar el mar ; me convertí en la burla de todos mis amigos y familiares, todos los que me conocían se decían entre ellos cuando me veían: allí viene otra vez ese soñador, ese loco, ese fracasado.  

               De esta manera, desacreditado, burlado, perseguido y casi humillado, la única razón que me asistía para querer seguir aferrándome a la vida, era mi amor tan grande por mis hijos, mis padres y por un afecto muy especial que desde niño he tenido por la Madre Naturaleza.

Era tanto el desencanto y la poca confianza por mi autoestima, que hasta me parecía que en mi propia casa ya no me querían ni siquiera escuchar, pues varias veces, mientras les contaba de mis futuros planes a mi familia, de manera disimulada y muy discreta, todos se iban levantando de la mesa hasta dejarme solo con uno de los menores de tan solo 5 años, quien desde bebé ha sido el que más atención pone a mis temas, preocupaciones, historias, anécdotas, juegos y diversiones.
               

                 Ese mismo día, sí, ese día 5 de abril de 1996 quien lo creyera, este triste y monótono día de mi existencia que celebraba mi cumpleaños, me fui para la parte de atrás de la casa y me recosté en la hamaca, tratando de hallar respuesta a mis males y muchas dudas

                   Mi vista empezó a nublarse y por mis mejillas rodaron muchas gotas cristalinas y de sabor salado que de una manera sabia y espectacular me avisaban que le diera cabida en mi alma al sufrimiento que sentía, que así igualmente mi espíritu se acondicionaba para administrar la grandes alegrías y momentos de felicidad que la vida misma y el futuro me traerían.


               
De esa forma el sueño acudió a mi cuerpo y con el suave murmullo del canto de los pájaros, el ruido de la fresca brisa y el ladrar de los perros del vecindario, lleno de esa lealtad y fidelidad que los identifica, parecían querer comunicarle al mundo un secreto y sabio mensaje; fue así como me fui internando en un maravilloso y encantador sueño; lo último que recuerdo fue haberme quedado dormido contemplando y admirando el vistoso volar de una gran cantidad de lindas mariposas de color rojizo y negro, que pasaban jugueteando en ese momento por el lugar.

 Las mariposas parecían ser las alegres mensajeras que la Madre Naturaleza tiene para llevar sus noticias de Fe y de esperanza haciendo que ellas sean las mágicas polinizadoras que reparten y distribuyen sobres de Amor entre las flores del planeta para ayudarlas a convertirse en frutas y terminar su ciclo en nuevas semillas, así mismo ellas también anuncian el inicio de un cambio en el clima pues ha llegado una nueva estación.

* En un bello sueño vi a dos tiernos seres del mágico mundo de la fantasía, ellos tenían una delicada y abundante piel, similar a la de los osos polares, la cual les cambiaba de color de manera maravillosa.

*  En mi sueño me dijeron que se llamaban Pimby y Estrellita, los cuales me insinuaron que fuera al parque, porque allí iba a descubrir algo que cambiaría mi vida y la de muchas personas por completo.

* La belleza de la forma de sus cuerpos me pareció muy simpática, pues parecían dos arbolitos o pinitos; me dijeron que se comunicarían conmigo en forma de revelaciones y visiones, acción muy parecida a la que en otra época utilizaban los ángeles con muchos hombres y profetas de las diferentes doctrinas y religiones.

* En este aspecto quiero dejar aquí  muy claro de saber lo lejos que estoy de ser o querer convertirme o compararme con tan respetables profetas o grandes personajes.

Me explicaron que un Venerable anciano mensajero y viajero de la luz, que lograría desenmascarar y acabar  con un mito; me enviaría con un pequeño gigante tres hermosos y exóticos animales, acompañados de una misteriosa planta, la cual serviría como el sello final que se debe sembrar como símbolo de despedida al morir alguna de nuestras mascotas, familiares o amigos, la planta produce una substancia blanca como la leche, que alimentará  a un animalito muy especial que únicamente en esa planta  puede nacer; ese animalito le enseñará al mundo entero de manera ejemplar que todo lo que se pide con amor y con mucha fe, se puede lograr.

Y así de una manera mágica y secreta el animalito, ae alimenta con sus hojas, pues también gracias a esa substancia blanca que parece leche, el podrá construir su más hermosa, suave y delicada casita, en la cual después de pedir el deseo, la habitará por varios días completamente dormido y así reposará de manera tranquila, solemne y sagrada, para luego despertar y demostrarle al mundo entero, que querer es poder.

* Al despertar recordé mi sueño, sin embargo sentí nostalgia cuando traté de recordar los nombres de los dos amiguitos de mi mundo imaginario, pues no pude recordarlos; sé que el nombre de uno empezaba por la letra P y el de ella tenía mucho que ver con el Universo. Así somos muchos de los seres humanos, a veces olvidamos o ignoramos la esencia, el gran valor y la importancia de las cosas, demostrando nuestro alto contenido de ingratitud.

VER PROXIMO CAPITULO

 

 

p