http://kbcitaydinky.com/COM/PREMIOS/Pimpi_mov.gif Club Ecovida -  NIVEL  SIETE http://kbcitaydinky.com/COM/PREMIOS/Estrellita_mov.gif

Los Angeles desde el comienzo fueron contemplados y

 honrados también en el nuevo testamento, aqui puedes ver

 gran cantidad de citas textuales donde son nombrados.

LOS ANGELES EN EL NUEVO TESTAMENTO

Mateo 1:18-21


Nueva Versión Internacional (NVI)


Nacimiento de Jesucristo


18 El nacimiento de Jesús, el *Cristo, fue así: Su madre,

 María, estaba comprometida para casarse con José, pero

 antes de unirse a él, resultó que estaba encinta por obra del

 Espíritu Santo. 19 Como José, su esposo, era un hombre

 justo y no quería exponerla a vergüenza pública, resolvió

 divorciarse de ella en secreto.


20 Pero cuando él estaba considerando hacerlo, se le

 apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: «José, hijo

 de David, no temas recibir a María por esposa, porque ella

 ha concebido por obra del Espíritu Santo. 21 Dará a luz un

 hijo, y le pondrás por nombre Jesús, [a]porque él salvará a

 su pueblo de sus pecados.»


Mateo 2:13


Nueva Versión Internacional (NVI)


La huida a Egipto


13 Cuando ya se habían ido, un ángel del Señor se le

 apareció en sueños a José y le dijo:

 «Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto.

Quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a

 buscar al niño para matarlo.»

 

Nueva Versión Internacional (NVI)


Mateo 2:19


El regreso a Nazaret


19 Después de que murió Herodes, un ángel del Señor se le

 apareció en sueños a José en Egipto


20 y le dijo: «Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a

 la tierra de Israel, que ya murieron los que amenazaban con

 quitarle la *vida al niño.»


Mateo 4:11


Nueva Versión Internacional (NVI)


11 Entonces el diablo lo dejó, y unos ángeles acudieron a

 servirle.


Mateo 13:36-43


Nueva Versión Internacional (NVI)


Explicación de la parábola de la mala hierba


36 Una vez que se despidió de la multitud, entró en la casa.

 Se le acercaron sus discípulos y le pidieron:


—Explícanos la parábola de la mala hierba del campo.


37 —El que sembró la buena semilla es el Hijo del hombre —

les respondió Jesús—. 38 El campo es el mundo, y la buena

 semilla representa a los hijos del reino. La mala hierba son

 los hijos del maligno, 39 y el enemigo que la siembra es el

 diablo. La cosecha es el fin del mundo, y los segadores son

 los ángeles.


40 »Así como se recoge la mala hierba y se quema en el

 fuego, ocurrirá también al fin del mundo. 41 El Hijo del

 hombre enviará a sus ángeles, y arrancarán de su reino a

 todos los que *pecan y hacen pecar. 42 Los arrojarán al

 horno encendido, donde habrá llanto y rechinar de

 dientes.43 Entonces los justos brillarán en el reino de su

 Padre como el sol. El que tenga oídos, que oiga.


Mateo 16:27


27 Porque el Hijo del hombre ha de venir en la gloria de su

 Padre con sus ángeles, y entonces recompensará a cada

 persona según lo que haya hecho.


Mateo 24:36


Nueva Versión Internacional (NVI)


Se desconocen el día y la hora


36 »Pero en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera

 los ángeles en el cielo, ni el Hijo,[a] sino sólo el Padre.



           Mateo 25:31-4  Nueva Versión Internacional (NVI)


Las ovejas y las cabras

31 »Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, con todos

 sus ángeles, se sentará en su trono glorioso. 32 Todas las

 naciones se reunirán delante de él, y él separará a unos de

 otros, como separa el pastor las ovejas de las cabras. 33

 Pondrá las ovejas a su *derecha, y las cabras a su izquierda.



34 »Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha:

 “Vengan ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban

 su herencia, el reino preparado para ustedes desde la

 creación del mundo. 35 Porque tuve hambre, y ustedes me

 dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui

 forastero, y me dieron alojamiento; 36 necesité ropa, y me

 vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve en la

 cárcel, y me visitaron.” 37 Y le contestarán los justos:

 “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o

 sediento y te dimos de beber? 38 ¿Cuándo te vimos como

 forastero y te dimos alojamiento, o necesitado de ropa y te

 vestimos? 39 ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y te

 visitamos?”

40 El Rey les responderá: “Les aseguro que todo lo que

 hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño,

 lo hicieron por mí.”



41 »Luego dirá a los que estén a su izquierda: “Apártense de

 mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus

 ángeles. 42 Porque tuve hambre, y ustedes no me dieron

 nada de comer; tuve sed, y no me dieron nada de beber; 43

 fui forastero, y no me dieron alojamiento; necesité ropa, y no

 me vistieron; estuve enfermo y en la cárcel, y no me

 atendieron.” 44 Ellos también le contestarán: “Señor

, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, o como forastero,

 o necesitado de ropa, o enfermo, o en la cárcel, y no te

 ayudamos?” 45 Él les responderá: “Les aseguro que todo lo

 que no hicieron por el más pequeño de mis hermanos,

 tampoco lo hicieron por mí.

Mateo 28:2


Nueva Versión Internacional (NVI)


2 Sucedió que hubo un terremoto violento, porque un ángel

 del Señor bajó del cielo y, acercándose al sepulcro, quitó la

 piedra y se sentó sobre ella.


Mateo 28:3


Nueva Versión Internacional (NVI)


3 Su aspecto era como el de un relámpago, y su ropa era

 blanca como la nieve.


Mateo 28:4


Nueva Versión Internacional (NVI)


4 Los guardias tuvieron tanto miedo de él que se pusieron a

 temblar y quedaron como muertos.


5 El ángel dijo a las mujeres:


—No tengan miedo; sé que ustedes buscan a Jesús, el que

 fue crucificado. 6 No está aquí, pues ha resucitado, tal como

 dijo. Vengan a ver el lugar donde lo pusieron.7 Luego vayan

 pronto a decirles a sus discípulos: “Él se ha *levantado de

 entre los muertos y va delante de ustedes a Galilea. Allí lo

 verán.” Ahora ya lo saben.



Marcos 1:13


Nueva Versión Internacional (NVI)


13 y allí fue *tentado por Satanás durante cuarenta días.

 Estaba entre las fieras, y los ángeles le servían.


Marcos 8:38


Nueva Versión Internacional (NVI)


38 Si alguien se avergüenza de mí y de mis palabras en

 medio de esta generación adúltera y pecadora, también el

 Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en la

 gloria de su Padre con los santos ángeles.


Marcos 12:25


Nueva Versión Internacional (NVI)


25 Cuando resuciten los muertos, no se casarán ni serán

 dados en casamiento, sino que serán como los ángeles que

 están en el cielo.

Lucas 1:11-38


Nueva Versión Internacional (NVI)


11 En esto un ángel del Señor se le apareció a Zacarías a la

 derecha del altar del incienso. 12 Al verlo, Zacarías se

 asustó, y el temor se apoderó de él. 13 El ángel le dijo:


—No tengas miedo, Zacarías, pues ha sido escuchada tu

 oración. Tu esposa Elisabet te dará un hijo, y le pondrás por

 nombre Juan. 14 Tendrás gozo y alegría, y muchos se

 regocijarán por su nacimiento, 15 porque él será un gran

 hombre delante del Señor. Jamás tomará vino ni licor, y será

 lleno del Espíritu Santo aun desde su nacimiento.[a]16 Hará

 que muchos israelitas se vuelvan al Señor su Dios.17 Él irá

 primero, delante del Señor, con el espíritu y el poder de

 Elías, para reconciliar a[b] los padres con los hijos y guiar a

 los desobedientes a la sabiduría de los justos. De este modo

 preparará un pueblo bien dispuesto para recibir al Señor.


18 —¿Cómo podré estar seguro de esto? —preguntó Zacarías

 al ángel—. Ya soy anciano y mi esposa también es de edad

 avanzada.


19 —Yo soy Gabriel y estoy a las órdenes de Dios —le

 contestó el ángel—. He sido enviado para hablar contigo y

 darte estas buenas *noticias. 20 Pero como no creíste en

 mis palabras, las cuales se cumplirán a su debido tiempo, te

 vas a quedar mudo. No podrás hablar hasta el día en que

 todo esto suceda.


21 Mientras tanto, el pueblo estaba esperando a Zacarías y

 les extrañaba que se demorara tanto en el santuario.

22 Cuando por fin salió, no podía hablarles, así que se dieron

 cuenta de que allí había tenido una visión. Se podía

 comunicar sólo por señas, pues seguía mudo.


23 Cuando terminaron los días de su servicio, regresó a su

 casa. 24 Poco después, su esposa Elisabet quedó encinta y

 se mantuvo recluida por cinco meses. 25 «Esto —decía

 ella— es obra del Señor, que ahora ha mostrado su bondad

 al quitarme la vergüenza que yo tenía ante los demás.»


Anuncio del nacimiento de Jesús


26 A los seis meses, Dios envió al ángel Gabriel a Nazaret,

 pueblo de Galilea, 27 a visitar a una joven virgen

 comprometida para casarse con un hombre que se llamaba

 José, descendiente de David. La virgen se llamaba María.

28 El ángel se acercó a ella y le dijo:


—¡Te saludo,[c] tú que has recibido el favor de Dios! El Señor

 está contigo.


29 Ante estas palabras, María se perturbó, y se preguntaba

 qué podría significar este saludo.


30 —No tengas miedo, María; Dios te ha concedido su favor

 —le dijo el ángel—. 31 Quedarás encinta y darás a luz un

 hijo, y le pondrás por nombre Jesús. 32 Él será un gran

 hombre, y lo llamarán Hijo del Altísimo. Dios el Señor le dará

 el trono de su padre David 33 y reinará sobre el pueblo de

 Jacob para siempre. Su reinado no tendrá fin.


34 —¿Cómo podrá suceder esto —le preguntó María al

 ángel—, puesto que soy virgen?[d]


35 —El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo

 te cubrirá con su sombra. Así que al santo niño que va a

 nacer lo llamarán Hijo de Dios. 36 También tu parienta

 Elisabet va a tener un hijo en su vejez; de hecho, la que

 decían que era estéril ya está en el sexto mes de embarazo.

 37 Porque para Dios no hay nada imposible.


38 —Aquí tienes a la sierva del Señor —contestó María—. Que

 él haga conmigo como me has dicho.


Con esto, el ángel la dejó.


Lucas 2:8-12


Nueva Versión Internacional (NVI)


Los pastores y los ángeles


8 En esa misma región había unos pastores que pasaban la

 noche en el campo, turnándose para cuidar sus rebaños.

9 Sucedió que un ángel del Señor se les apareció. La gloria

 del Señor los envolvió en su luz, y se llenaron de temor.

10 Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo. Miren que les

 traigo buenas *noticias que serán motivo de mucha alegría

 para todo el pueblo. 11 Hoy les ha nacido en la ciudad de

 David un Salvador, que es *Cristo el Señor. 12 Esto les

 servirá de señal: Encontrarán a un niño envuelto en pañales

 y acostado en un pesebre.»


Lucas 22:41-44


Nueva Versión Internacional (NVI)


41 Entonces se separó de ellos a una buena distancia,se

 arrodilló y empezó a orar: 42 «Padre, si quieres, no me

 hagas beber este trago amargo;[b] pero no se cumpla mi

 voluntad, sino la tuya.» 43 Entonces se le apareció un ángel

 del cielo para fortalecerlo.

44 Pero, como estaba angustiado, se puso a orar con más

 fervor, y su sudor era como gotas de sangre que caían a

 tierra


Lucas 20:36


Nueva Versión Internacional (NVI)


36 ni tampoco podrán morir, pues serán como los ángeles.

 Son hijos de Dios porque toman parte en la resurrección


Lucas 24:4-7


Nueva Versión Internacional (NVI)


4 Mientras se preguntaban qué habría pasado, se les

 presentaron dos hombres con ropas resplandecientes.5

 Asustadas, se postraron sobre su rostro, pero ellos les

 dijeron:


—¿Por qué buscan ustedes entre los muertos al que vive?6

 No está aquí; ¡ha resucitado! Recuerden lo que les dijo

 cuando todavía estaba con ustedes en Galilea: 7 “El Hijo del

 hombre tiene que ser entregado en manos de hombres

 *pecadores, y ser crucificado, pero al tercer día resucitará.”


Lucas 24:22


Nueva Versión Internacional (NVI)


22 También algunas mujeres de nuestro grupo nos dejaron

 asombrados. Esta mañana, muy temprano, fueron al

 sepulcro


Lucas 24:23


Nueva Versión Internacional (NVI)


23 pero no hallaron su cuerpo. Cuando volvieron, nos

 contaron que se les habían aparecido unos ángeles quienes

 les dijeron que él está vivo.

Juan 20:11-13


Nueva Versión Internacional (NVI)


11 pero María se quedó afuera, llorando junto al sepulcro

. Mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del

 sepulcro,12 y vio a dos ángeles vestidos de blanco,

 sentados donde había estado el cuerpo de Jesús, uno a la

 cabecera y otro a los pies.


13 —¿Por qué lloras, mujer? —le preguntaron los ángeles.


—Es que se han llevado a mi Señor, y no sé dónde lo han

 puesto —les respondió.



Hechos 7:38


Nueva Versión Internacional (NVI)


38 Este mismo Moisés estuvo en la asamblea en el desierto,

 con el ángel que le habló en el monte Sinaí, y con nuestros

 antepasados. Fue también él quien recibió palabras de vida

 para comunicárnoslas a nosotros


Hechos 7:53


Nueva Versión Internacional (NVI)


53 ustedes, que recibieron la ley promulgada por medio de

 ángeles y no la han obedecido.

Gálatas 3:19-25


Nueva Versión Internacional (NVI)


19 Entonces, ¿cuál era el propósito de la ley? Fue añadida

 por causa de[a] las transgresiones hasta que viniera la

 descendencia a la cual se hizo la promesa. La ley se

 promulgó por medio de ángeles, por conducto de un

 mediador. 20 Ahora bien, no hace falta mediador si hay una

 sola parte, y sin embargo Dios es uno solo.


21 Si esto es así, ¿estará la ley en contra de las promesas de

 Dios? ¡De ninguna manera! Si se hubiera promulgado una ley

 capaz de dar vida, entonces sí que la justicia se basaría en

 la ley. 22 Pero la Escritura declara que todo el mundo es

 prisionero del pecado,[b] para que mediante la *fe en

 Jesucristo lo prometido se les conceda a los que creen

.
23 Antes de venir esta fe, la ley nos tenía presos, encerrados

 hasta que la fe se revelara. 24 Así que la ley vino a ser

 nuestro guía encargado de conducirnos a Cristo,[c] para que

 fuéramos *justificados por la fe. 25 Pero ahora que ha

 llegado la fe, ya no estamos sujetos al guía.



1 Tesalonicenses 4:16


Nueva Versión Internacional (NVI)


16 El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando,

 con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos

 en Cristo resucitarán primero.


1 Tesalonicenses 4:15-17


Nueva Versión Internacional (NVI)


15 Conforme a lo dicho por el Señor, afirmamos que

 nosotros, los que estemos vivos y hayamos quedado hasta la

 venida del Señor, de ninguna manera nos adelantaremos a

 los que hayan muerto. 16 El Señor mismo descenderá del

 cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta

 de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero.

          17 Luego los que estemos vivos, los que hayamos

 quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes

 para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos

 con el Señor para siempre.


2 Tesalonicenses 1:7-9


Nueva Versión Internacional (NVI)


7 Y a ustedes que sufren, les dará descanso, lo mismo que a

 nosotros. Esto sucederá cuando el Señor Jesús se

 manifieste desde el cielo entre llamas de fuego, con sus

 poderosos ángeles, 8 para castigar a los que no conocen a

 Dios ni obedecen el *evangelio de nuestro Señor Jesús.9

 Ellos sufrirán el castigo de la destrucción eterna, lejos de la

 presencia del Señor y de la majestad de su poder


1 Timoteo 3:16


Nueva Versión Internacional (NVI)


16 No hay duda de que es grande el *misterio de nuestra

 fe:[a]
Él[b] se manifestó como hombre;[c]


fue vindicado por[d] el Espíritu,


visto por los ángeles,
proclamado entre las *naciones,

creído en el mundo, recibido en la gloria.



Hebreos 1:4-14


Nueva Versión Internacional (NVI)


4 Así llegó a ser superior a los ángeles en la misma medida

 en que el nombre que ha heredado supera en excelencia al

 de ellos.


5 Porque, ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás:


«Tú eres mi hijo;


hoy mismo te he engendrado»;[a]


y en otro pasaje:


«Yo seré su padre,
y él será mi hijo»?[b]


6 Además, al introducir a su Primogénito en el mundo, Dios dice:


«Que lo adoren todos los ángeles de Dios.»[c]


7 En cuanto a los ángeles dice:


«Él hace de los vientos sus ángeles,
y de las llamas de fuego

sus servidores.»[d]


8 Pero con respecto al Hijo dice:


«Tu trono, oh Dios, permanece por los siglos de los siglos,


y el cetro de tu reino es un cetro de justicia.


9 Has amado la justicia y odiado la maldad;


por eso Dios, tu Dios, te ha ungido con aceite de alegría,


exaltándote por encima de tus compañeros.»[e]


10 También dice:


«En el principio, oh Señor, tú afirmaste la tierra,


y los cielos son la obra de tus manos.


11 Ellos perecerán, pero tú permaneces para siempre.


Todos ellos se desgastarán como un vestido.


12 Los doblarás como un manto,


y cambiarán como ropa que se muda;


pero tú eres siempre el mismo,


y tus años no tienen fin.»[f]


13 ¿A cuál de los ángeles dijo Dios jamás:


«Siéntate a mi derecha,
hasta que ponga a tus

 enemigos por estrado de tus pies»?[g]


14 ¿No son todos los ángeles espíritus dedicados al servicio

 divino, enviados para ayudar a los que han de heredar la

 salvación?


Hebreos 1:13-14


Nueva Versión Internacional (NVI)


13 ¿A cuál de los ángeles dijo Dios jamás:


«Siéntate a mi derecha,


hasta que ponga a tus enemigos
por estrado de tus pies»?[a]


14 ¿No son todos los ángeles espíritus dedicados al servicio

 divino, enviados para ayudar a los que han de heredar la

 salvación?


Hebreos 1:14


Nueva Versión Internacional (NVI)


14 ¿No son todos los ángeles espíritus dedicados al servicio

 divino, enviados para ayudar a los que han de heredar la salvación?


Hebreos 2:2


Nueva Versión Internacional (NVI)


2 Porque si el mensaje anunciado por los ángeles tuvo

 validez, y toda transgresión y desobediencia recibió su justo

 castigo

,
Hebreos 12:22


Nueva Versión Internacional (NVI)


22 Por el contrario, ustedes se han acercado al monte Sión,

 a la Jerusalén celestial, la ciudad del Dios viviente. Se han

 acercado a millares y millares de ángeles, a una asamblea

 gozosa

,
Hebreos 13:2


Nueva Versión Internaconal (NVI)


2 No se olviden de practicar la hospitalidad, pues gracias a

 ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles.



1 Pedro 1:9-12


Nueva Versión Internacional (NVI)


9 pues están obteniendo la meta de su fe, que es su

 salvación.


10 Los profetas, que anunciaron la gracia reservada para

 ustedes, estudiaron y observaron esta salvación.11 Querían

 descubrir a qué tiempo y a cuáles circunstancias se refería

 el Espíritu de *Cristo, que estaba en ellos, cuando testificó

 de antemano acerca de los sufrimientos de Cristo y de la

 gloria que vendría después de éstos. 12 A ellos se les reveló

 que no se estaban sirviendo a sí mismos, sino que les

 servían a ustedes. Hablaban de las cosas que ahora les han

 anunciado los que les predicaron el *evangelio por medio

 del Espíritu Santo enviado del cielo. Aun los mismos ángeles

 anhelan contemplar esas cosas.


Apocalipsis 1:1
Nueva Versión Internacional (NVI)


Prólogo


1 Ésta es la revelación de *Jesucristo, que Dios le dio para

 mostrar a sus *siervos lo que sin demora tiene que suceder.

 Jesucristo envió a su ángel para dar a conocer la revelación

 a su siervo Juan,


Apocalipsis 4:4-6


Nueva Versión Internacional (NVI)


4 Rodeaban al trono otros veinticuatro tronos, en los que

 estaban sentados veinticuatro *ancianos vestidos de blanco

 y con una corona de oro en la cabeza. 5 Del trono salían

 relámpagos, estruendos[a] y truenos. Delante del trono

 ardían siete antorchas de fuego, que son los siete espíritus

 de Dios, 6 y había algo parecido a un mar de vidrio, como de

 cristal transparente en el centro, alrededor del trono, había

 cuatro seres vivientes cubiertos de ojos por delante y por

 detrás.


Apocalipsis 5:11-14


Nueva Versión Internacional (NVI)


11 Luego miré, y oí la voz de muchos ángeles que estaban

 alrededor del trono, de los seres vivientes y de los ancianos.

 El número de ellos era millares de millares y millones de

 millones. 12 Cantaban con todas sus fuerzas:


«¡Digno es el Cordero, que ha sido sacrificado,


de recibir el poder,


la riqueza y la sabiduría,


la fortaleza y la honra,
la gloria y la alabanza!»


13 Y oí a cuanta criatura hay en el cielo, y en la tierra, y

 debajo de la tierra y en el mar, a todos en la creación, que

 cantaban:


«¡Al que está sentado en el trono y al Cordero,


sean la alabanza y la honra, la gloria y el poder,


por los siglos de los siglos!»


14 Los cuatro seres vivientes exclamaron: «¡Amén!», y los

 ancianos se postraron y adoraron.


Apocalipsis 8


Reina-Valera 1960 (RVR1960)


El séptimo sello


8 Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo

 como por media hora.


2 Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se

 les dieron siete trompetas.


3 Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un

 incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a

 las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que

 estaba delante del trono.


4 Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el

 humo del incienso con las oraciones de los santos.


5 Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar,

 y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos,

 y un terremoto.


Las trompetas


6 Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se

 dispusieron a tocarlas.


7 El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego

 mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y

 la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la

 hierba verde.


8 El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran

 montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la

 tercera parte del mar se convirtió en sangre.


9 Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban

 en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida.


10 El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran

 estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la

 tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas.


11 Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de

 las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres

 murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron

 amargas.


12 El cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera

 parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte

 de las estrellas, para que se oscureciese la tercera parte de

 ellos, y no hubiese luz en la tercera parte del día, y

 asimismo de la noche.


13 Y miré, y oí a un ángel volar por en medio del cielo,

 diciendo a gran voz: !!Ay, ay, ay, de los que moran en la

 tierra, a causa de los otros toques de trompeta que están

 para sonar los tres ángeles!


Apocalipsis 14:6


Reina-Valera 1960 (RVR1960)


El mensaje de los tres ángeles


6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el

 evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la

 tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo


Apocalipsis 21:12


Nueva Versión Internacional (NVI)


12 Tenía una muralla grande y alta, y doce puertas

 custodiadas por doce ángeles, en las que estaban escritos

 los nombres de las doce tribus de Israel.


Apocalipsis 22:16


Nueva Versión Internacional (NVI)


16 »Yo, Jesús, he enviado a mi ángel para darles a ustedes

 testimonio de estas cosas que conciernen a las iglesias.

Yo soy la raíz y la descendencia de David, la brillante estrella

 de la mañana.»


Apocalipsis 12:7


Nueva Versión Internacional (NVI)


7 Se desató entonces una guerra en el cielo: Miguel y sus

 ángeles combatieron al dragón; éste y sus ángeles, a su vez,

 les hicieron frente.
 

Bueno  por si todo lo anterior fuera poco,  ahora quiero

 invitarte a que conozcas en el siguiente NIVEL, la gran

 cantidad de veces que los ANGELES son mencionados en

 Islam o la fe Musulmana....

VER PROXIMO CAPITULO